Gestalt

Angie García Álvarez

Historia de la terapia Gestalt

La terapia Gestalt nació en la década de los años cuarenta de la mano de Fritz y Laura Perls, esta terapia se orienta al bienestar y promueve una terapia de crecimiento personal.
A finales de los años cincuenta Fritz y Laura Perls, empiezan a diferenciarse en el modo de abordar la terapia Gestalt. Fritz Perls, lidera la línea denominada la Gestalt de la costa Oeste junto con Isadore From, Paul Goodman, Elliot Shapiro, Paul Weiss y Richard Kitzles. Promoviendo el movimiento humanista de la escuela de Esalen; donde se aborda el trabajo sin teoría, y la premisa es, vive, siente, experimenta. Laura Perls lidera la línea denominada costa Este representada por el New York Institute, con la corriente afín a Cleveland, más interesada en la sistematización teórica.
Ambas escuelas toman al ser humano desde una visión holística y tienen en cuenta que el contacto no puede producirse si no hay entorno.
Por otro lado, no podemos hablar de la terapia Gestalt y no nombrar a Claudio Naranjo. Psiquiatra, escritor, pionero y máximo referente de la psicología transpersonal.
Claudio Naranjo es uno de los principales nombres de la Gestalt, sus aportaciones pedagógicas son un pirar de la terapia Gestáltica. Autor de numerosos libros, Claudio Naranjo, con su conocimiento psicoterapéutico y su capacidad para expresarlo en frases y pensamientos de gestión emocional, ha sembrado con su visión reflexiones únicas acerca de temas como la superación, la autoestima, el amor propio y los miedos.
Reconocido mundialmente por su trabajo experimental y teórico que integra la psicoterapia con las tradiciones espirituales, Claudio Naranjo desarrolló la Psicología de los Eneatipos y fundó la SAT School (Seekers Affer Truth), una escuela de crecimiento psicoespiritual en todo el mundo.
Claudio Naranjo nos aportó el legado de las Escuelas Gestalt Viva. En estos lugares, cultivamos relaciones profundas y verdaderas, y una vida más consciente y amorosa, que puede expandirse para ayudar a las relaciones.

¿Qué es la terapia Gestalt?

Fritz Perls, decía que la terapia Gestalt es demasiado valiosa para que sea utilizada sólo para curar enfermedades, ya que representa un camino de crecimiento y desarrollo personal muy profundo y transformador.
Esta terapia se encuadra en el movimiento de la psicología humanista, compartiendo con dicho movimiento la visión esperanzada del ser humano que tiende a la autorrealización con recursos saludables para el desarrollo optimo en el aquí y ahora.
La terapia Gestalt, no es solo un abordaje terapéutico eficaz, es también una filosofía de la vida en la cual prima la conciencia del darse cuenta, de la responsabilidad propia que tenemos en los procesos en curso y en la fe de la sabiduría del organismo que nos permite autorregularnos de forma adecuada y adaptarnos con el medio cambiante.
Esta terapia integra el trabajo con el cuerpo humano, debido a que es donde permanecen grabadas cada una de nuestras propias experiencias y emociones reprimidas a modo de bloqueos, tensiones, corazas, nudos y dolor para lograr liberarlos y volver a sentirnos plenos nuevamente y abiertos a la vida.
Antepone la espontaneidad al control; la vivencia, a la evitación de lo doloroso o molesto: el sentir, a la racionalización; la comprensión global de los procesos, a la dicotomía de los aparentes opuestos, y requiere del terapeuta un uso de sí como instrumento que transmita una determinada actitud vital.
Su finalidad es que las personas puedan volver a vivir a partir de su verdadera naturaleza, o sea su esencia, al ir sanando el sufrimiento acumulado por las vivencias traumáticas del pasado y del presente que no han podido digerir e integrar.
El objetivo fundamental no es hablar sobre los problemas o traumas que nos marcaron en el pasado. Si no tratar los problemas y dificultades que tienes hoy en día. Para poder identificar tu responsabilidad en ellos, asumiendo los sentimientos que te generan y desarrollar las habilidades necesarias para que pueda superar la situación.
Es una terapia que tiene una fuerte fe en la función de los seres vivos de autorregularse de forma natural, es por esa razón que el apoyo terapéutico está orientado a que las personas recuperen su capacidad de contactar otra vez con la parte sustancial de ellas mismas.
Nos permite identificar los puntos que no estaban siendo identificados como propios, sino más bien proyectados hacia afuera en los demás, favoreciendo la integración de estos para lograr ser personas más enteras recuperando el potencial que nos orientará hacia una autorrealización personal.
Está orientada a solucionar conflictos e indicios, sin embargo, además pone hincapié en dar herramientas para promover el crecimiento personal y el despliegue de reacciones saludables y de goce frente a la vida.
La terapia Gestalt se basa en dos modos de trabajo.
  • Aumentar la consciencia de uno mismo para hacerte responsable y dueño de tus pensamientos, actos y conductas.
  • Cerrar situaciones del pasado que hoy todavía repercuten en tu bienestar.

¿Qué te ofrece la Terapia Gestalt?

La Gestalt te ayudará a desarrollar nuevos recursos que mejorarán la relación contigo mismo y con los demás. Te permitirá despertar tus sentidos, tus emociones, tu instinto y tu corazón para obtener una vida más comprometida y llena.
Te facilitará una visión más clara y completa de quién eres, ayudándote a clarificarte y dirigirte hacia necesidades genuinas, ganando mayor confianza, auto apoyo y aceptación de ti mismo.
Te proporcionara darte cuenta y cambiar hábitos que te hacen sufrir, aprendiendo a vivir en el aquí y ahora. Además, te empuja a aceptar y valorar todo lo que se es, lo que hay y sucede, y a reconciliarte con tu propia historia.
Accederás a conocer los patrones relacionales, pensamientos y comportamientos que bloquean la conciencia presente y lleva a situaciones de infelicidad. Por eso es una poderosa aliada en el abordaje de problemas como la ansiedad, depresión, autoestima, dificultades para relacionarse, pérdida de control.
La Gestalt te permite conocerte mejor y recuperar la creatividad perdida, devolviéndote la capacidad de elegir la forma de afrontar tu vida.

“La terapia gestáltica se distingue más por lo que evita hacer que por lo que hace. Sostiene que basta con estar conscientes; que para que se produzca un cambio no se necesita nada más que presencia, estar consciente y responsabilidad.”

Claudio Naranjo
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.
Ir arriba